Entrevista a el Gran Manel

by • January 17, 2013 • Entrevistas, Volume 02Comments (0)2181

Entrevista a El Gran Manel
“BARCELONA REPRESENTA LA VACUIDAD DE LA MODERNEZ QUE NO EXISTE”


CrazyFriday: Antes de nada, ¿cómo estás?

El Gran Manel: Me siento muy feliz de poder estar vivo. Ya es suficiente.

CF: El Gran Manel es un proyecto muy personal. ¿Dónde buscas la inspiración?

EGM: El Gran Manel busca la inspiración dentro de su cerebro, que constantemente está creando melodías que su psique le dispara sin parar. Pero si hablamos de influencias musicales, en The Velvet Underground, Sonic Youth, Mercury Rev, Jesus and Mary Chain, Half Japanese, Beck… el noise de pura cepa, vamos. También de Tom Waits, Bob Dylan, Syd Barrett, Skip Spence o Rocky Ercikson, Robert Johnson, Skip James o Charley Patton. Es decir, blues low fi psicodelico con tintes ruidistas, que es lo que hago.

CF: En tus canciones destilas crítica e ironía. En un momento tan frustrante como el que estamos viviendo, ¿es para ti una vía de escape?
EGM: La ironía es así porque yo soy así. Titular una canción Apocalypsis Blues y empezar la letra con la frase clásica de Carlos Jesús, “del cielo vendrán naves espaciales que la tierra arrasarán”, dice bastante de mí. Como llamar a un tema ‘Tu vida es un fraude’ (¿la mía, la vuestra?), o llamar ‘Mierda de ciudad’ a un jitazo dice también bastante de mí. Es una necesidad. En las letras de Dylan, Waits, o incluso Leonard Cohen, hay más ironía de lo que la gente cree. Lo mío no deja de ser canción protesta, pero con mucha mala hostia y elegancia, a la vez. Puede darse, la prueba está ahí.

CF: Barcelona es una mierda de ciudad porque…
EGM: Porque representa la vacuidad de la modernez, que no existe. Vuestra vida es un fraude, amigos de Barcelona.

CF: ¿Cómo es el proceso creativo de El Gran Manel? ¿Cuantas horas de sofá y guitarra hay en este disco?

EGM: Los temas salen en minutos. Lo importante es saber escoger un buen día de pesca. Las canciones ya están ahí, sólo hay que ir a buscarlas. Las letras son otra cosa, ya que igual que puedo estar meses con ellas, también puedo estar cuatro minutos. Por ejemplo, ‘Cosa de mierda de ciudad’ salió de un tirón.

CF: ¿Con qué equipos grabaste desde casa?
EGM: Grabé en casa de mi amigo José López, ex-guitarrista del grupo Aston, y fue gracias a su generosidad que pudimos grabar entre semana los temas. Pro-Tools y un buen micro senheiser, de 500 euros, hicieron el resto. La idea es captar la baja fidelidad, porque todo está grabado en un salón, sin sonorización especial. Los instrumentos también son muy buenos, pero yo destacaría más donde grabábamos, que qué utilizábamos para tocar.

CF: En tu disco han colaborado el ex-bajista del grupo de cross-over metal Psycho, Daniel Huertas Palau, o Carlos Ruf, a la armónica… ¿Con quién has soñado trabajar algún día?

EGM: Estos dos son tan desequilibrados como yo, pero como amigos y músicos eran justo lo que necesitaba. Mentiría si dijera que me gustaría colaborar con alguien en concreto. Es un tema que no me interesa. Cuantas menos personas involucradas, mejor. Esto no deja de ser un proyecto mío, y este desbarajuste sonoro es el resultado de lo que tengo dentro de la cabeza. Las canciones suenan dentro de mi cabeza, mucho antes de acabarlas. Sonará fascistoide, pero amigos, El Gran Manel es así.

CF: Sabemos que tienes una musa y que sin ella este disco hubiera sido imposible, o por lo menos diferente. Háblanos de ella.
EGM: Mi musa es Verónica de la Cruz, mi verogazing, cuya presencia es más importante de lo que puede parecer a simple vista. Sin su existencia, apoyo y amor, ni tan sólo me habría decidido a editar estas canciones, algunas de las cuales hace diez años que están escritas. Ella lo es todo.

CF: ¿Qué importancia tiene la música en tu vida?
EGM: Mi vida respira música, sería mejor decirlo así. De hecho, este era sólo un proyecto para grabar los temas. No me interesaba nada más. Pero, sin querer, una cosa ha llevado a otra: grabar, pasar las canciones al bandcamp, hacer algunas copias en CD, las excelentes críticas, sellos que se interesan por ti, que te llamen para tocar… Pero aún así, es un hobby. Una necesidad de grabar canciones y punto. Lo más importante en la vida es mi pareja, mi familia y mi trabajo. Y mis gatos y mi perrita. Y algún que otro amigo…

CF: ¿Qué te sugiere la expresión “vivir de la música”?

EGM: “Vivir de la música” me sugiere a “Tu Vida es un fraude”. Quimera.

CF: Has colaborado en publicaciones musicales como Self, Suite, Mondo Sonoro o El Lorito. ¿Qué te ofrece a nivel personal escribir de música?
EGM: Yo he sido monaguillo antes que fraile, porque primero toqué en grupos. El primero fue el de los Henderson Faith, en el 93, un grupo grunge de amigos. Uno de los miembros era el dibujante de cómics Paco Alcázar. Salimos en un spanish bomns de la Ruta 66. Fue en el 97 cuando empecé a colaborar, pero no repercute absolutamente en nada haber hecho críticas musicales.. Todo el tiempo que invertí en escribir fue porque mi música estaba presente, pero no me sentía seguro con lo que estaba componiendo. No hay más. Más vale tarde si la dicha es buena.

CF: ¿Qué opinas del blues de hoy en día? ¿Es El Gran Manel un recuperador del blues auténtico?
EGM: Yo uso el blues para deconstruirlo. Para cogerlo, darle puñetazos por todas partes, estirarlo y hacer lo que me dé la gana con él. Como grupos como Sonic Youth han hecho con el rock. Eso es lo bonito del verdadero underground. No pienso en el público, no quiero ni dar lecciones a nadie, ni insultar a la gente. Este soy yo, si te gusta bien, y si quieres escuchar música bien tocada, escucha un disco de Mark Knopfler.

CF: ¿Qué conciertos tienes previstos?
EGM: Hay una sorpresa que aún no puedo desvelar, porque se tiene que anunciar desde la misma sala. Será una fiesta especial, en una de las salas estandartes de Barcelonas Será mi estreno y la entrada será gratuita. Después habrá más cosas, pero ya se verán.

CF: ¿Algún nuevo proyecto ya en marcha?
EGM: En diciembre grabo el segundo disco, de titulo EL GRAN MANEL IS DEAD. Más ironía, obviamente. Serán cerca de 30 temas, mi disco blanco de The Beatles. Habrá de todo, desde ecos a Spiritualized, Pussy Galore, Beck y, obviamente, ecos a El Gran Manel. Más de lo mismo pero muy variado y diferente.

CF: Como colaborador de prensa escrita, recomienda tres publicaciones musicales a nuestros lectores.
EGM: De fuera, El Mojo y Les Inrockuptibles, y de aquí, el Rockdelux, el Ruta 66 y el Mondo Sonoro. 5 por el precio de 3.

Pin It

Related Posts

Leave a Reply