M.E.T.A. #2

by • April 4, 2013 • Notas desde aquí abajo, Volume 07Comments (1)1881

Por Juanma M.

 

Son muchos los vicios que tenemos por aquí abajo. La literatura es uno (disfrutarla y, en mayor o menor medida según el caso, crearla). Los videojuegos, otro. Jugarlos, hablarlos, pensarlos, cambiarlos y expandirlos dentro de nuestras cabezas, porque somos gente complicada. M.E.T.A., el Multi-Emulador de Texto Arcade es un fanzine programado y manufacturado por, entre otros, algunos de los colaboradores de Crazy Friday Magazine, así que ya de entrada avisamos: este no es un texto habitual. No es una reseña, no es una reflexión ni una crítica. Es una presentación. Autobombo, pues.

La segunda entrega de este fanzine se abre con la siguiente introducción:

“M.E.T.A. es lo que es: un Multi-Emulador de Texto Arcade: un fanzine de metatextos inspirados por videojuegos antiguos, o no tanto, en los que sus autores se sirven de escenarios, personajes, tramas, fondos y formas para emular, replicar e incluso a veces amplificar las sensaciones, reminiscencias y procesos mentales inherentes al juego, a la partida: M.E.T.A. es lo que es, y en este segundo número sigue siéndolo: una apropiación del juego por parte de los escritores que participan de esta multi-emulación, admitiendo que la intimidad y el miedo y la carne y la sangre y la fe espejados por la partida pueden resultar tan esenciales y propios como la realidad sensible: un juego ficcional sobre el juego real, que al tiempo es ficción a la que se juega: una humilde amplificación de la experiencia virtual a base de sólo texto y códigos QR y sólo y toda para ti, apreciado lector: M.E.T.A. es lo que es.”

Revisión, remake, expansión o reprogramación literaria con metáforas como líneas de código, “una apropiación del juego” probablemente indebida y totalmente emocional. Hagamos memoria. Pensemos en aquel momento, hace ya tantos años, en que introducías una moneda de 25 pesetas roñosa y medio oxidada en la ranura de esa máquina que había en el bar cerca de la esquina de tu calle. Aparecía un texto incomprensible y comenzaba la acción. Enseguida tu personaje moría y todo terminaba. Aún faltan años para que comiences a entender algo de inglés, no hablemos ya de japonés, así que ni entiendes los textos en pantalla que en teoría deben poner en contexto lo que está ocurriendo en el juego, ni, en el fondo, te importa lo más mínimo. Dentro de tu cabeza todo tiene sentido, algo ha comenzado, la historia se ha desarrollado y ha terminado. La idea original de M.E.T.A. sería recrear ese momento.

Cada uno de los relatos incluídos en M.E.T.A. parten de esa premisa, narrar un videojuego tal y como ocurre dentro de la cabeza del jugador/autor en ese momento de identidad diluida que dura desde el momento del “Press Start” hasta el “Game Over” durante el que tú no eres del todo tú y ese avatar en pantalla te posee, aunque seas tú quien está a los mandos. Ese momento en que la realidad al otro lado de la pantalla y la realidad a este lado se conectan y contaminan dentro de tu cabeza. Cada relato viene acompañado de un código QR, un enlace a algún tipo de información contextual. Una pequeña expansión del texto.

M.E.T.A. es, pues, un fanzine de literatura sobre/a partir de/desde dentro de videojuegos y memoria. Es también un proyecto de grupo, un capricho compartido y la demostración empírica de algunos de nuestros mantras grupales. Que no importa las trabas que se pongan, al final la cultura es nuestra. Que el solo acto de crear algo es en sí mismo un acto de resistencia y rebelión ante una realidad jodida. Que mil palabras son a veces mejores que una imagen. Que el punk puede lucir bonito.

El número 1 funcionó mucho, mucho mejor de lo esperado para ser algo surgido de la nada y sin relación temática ni estética con lo que se cuece en la actualidad. La tirada se agotó bastante rápido. Salvo algún ejemplar perdido en alguna librería, a día de hoy es imposible de encontrar. Los comentarios generados fueron positivos también, y el proyecto resultó ser autosostenible, así que volvemos a la carga con una segunda entrega. Que nos ha llevado un año, cierto, pero que está tan mimada como la anterior. Siguiendo la filosofía de los estudios Valve, no sale hasta que no está terminado y a nuestro gusto. Sigue siendo nuestro capricho, y nuestro capricho esta vez es rojo sangre. Dejamos atrás los cielos color Azul Sonic y nos adentramos en terrenos más oscuros. La nómina de autores es similar a la del número 1, aunque esta vez nos hemos dado el gustazo de invitar al poeta Sergi de Diego Mas (Emails para Roland Emmerich, ed. Honolulu Books) a jugar con nosotros. Y se ha echado una partidita con Fco. Javier Pérez (Ciencia Raíz, Orígenes del Lodo… en Aristas Martínez), Ricardo Riera (Dragun, ed. Mondadori), Marco Antonio Raya, Daniel Lasmarías, Ernesto Rodríguez, Ivan Valle y Ramón J. Masca. El resultado es este número 2 de M.E.T.A., un fanzine multijugador. A vuestra disposición desde ya.

 

¿Quieres saber más sobre el Multi-Emulador? (Click)

 

Contacto: juanmmoron@crazyfriday-magazine.com

Pin It

Related Posts

One Response to M.E.T.A. #2

  1. Elena Ponce says:

    Claro q si, el punk puede ser muy entrañable. Mucha suerte con este segundo, sois unos cracks!

Leave a Reply