Entrevista a Fira Fem

by • January 19, 2013 • Entrevistas, Volume 03Comments (0)1529

Entrevista a Fira Fem

Por Vanessa Rodríguez, Raül Sala y Sergi Espín

 

“HEMOS TRABAJADO MUCHO PARA TENER UN SONIDO MUY PROPIO”

 

 

¿Cómo empezó esta aventura sonora llamada Fira Fem?

Empezamos en 2009. Óscar trabajó en los primeros temas y posteriormente empezamos a tocar juntos. Aunque en Fira Fem el proceso de composición no es cerrado, no vamos con ideas preconcebidas y no hay línea definida. Los temas van surgiendo sobre la marcha, en conciertos, ensayos, alguien trae la idea…

Éste es vuestro primer álbum, pero antes lanzasteis un par de maquetas con mucho éxito. ¿Qué os supuso?

Sí, es cierto. Nuestra maqueta fue la tercera mejor demo de Demoscópica. Gracias a ella se empezaron a fijar en nosotros y surgieron conciertos en FIB, Primavera Sound, en la Monkey Week… Empezamos a tocar fuera de Madrid y en eventos mucho más importantes.

Esas maquetas sonaban mucho más electrónicas…

Sí, pero también era por los medios que teníamos, porque no podíamos grabar bien instrumentos acústicos y teníamos que recurrir a eso. Pero es verdad que como banda tenemos esa dualidad: mucha tensión roquera y base rítmica potente, y así es como nos gusta. Los temas que están saliendo ahora son bastante electrónicos, casi todo a base de samples. Cuando te autoproduces es muy difícil grabar una voz o una guitarra, y ya al grabar una batería te encuentras con serios problemas. Y por eso se sustituye la batería por un bip. Por fin en el disco pudimos grabarlo e insertar la electrónica de otra manera, como lo estamos haciendo ahora. Por otro lado está bien tener esa faceta electrónica y poder dar la talla con instrumentos acústicos en el escenario. Normalmente es al revés: la gente empieza con una banda y acaba delante del ordenador para producir los temas. En nuestros caso es al contrario y eso está bien, porque eso nos permite reflejar un poco la producción casera, y creemos que es un punto a nuestro favor.

Muchas bandas sueñan con tocar algún día en festivales como el FIB o el Primavera Sound. ¿Cómo es la experiencia?

Con tocar en festivales grandes, no es que hayamos cumplido un sueño, pero sí que sirve como rodaje, como experiencia. Pero todavía tenemos ganas de hacer eso porque lo que queremos ser es el reclamo, no sólo parte del cartel, y poder ir tocando cada vez más en las mejores horas de los festivales y ante más público. Lo que hemos hecho hasta ahora es el punto de partida, lo mejor está por llegar. Nos gustaría estar en el SONAR Día, aunque tampoco estaría mal tocar ahí a las 7 a.m.

Y de autoeditaros a contar con una discográfica como Aloud Music detrás. ¿Cómo es la experiencia?

Es un gustazo. Como trabajan con las bandas, lo que hacen por ellas, su ímpetu, el esfuerzo que ponen. Cada cosa que hacemos, por pequeña que sea, es algo nuevo y se toma con la misma ilusión del principio. Es el punto fuerte, cualquier cosa es un mundo nuevo. Además, en el mundillo se tiene muchísimo respeto a este sello discográfico, porque dan una imagen muy honesta.

Hablemos del disco. Cuando empecé a escucharlo no sabía nada de vosotros, pero en cuanto sonaron los primeros segundos de Cine Azteca me pareció que estaba ante un sonido diferente, auténtico y muy personal.

Hemos trabajado mucho para tener un sonido muy propio. La producción la hemos trabajado al detalle, y nuestro punto fuerte en el escenario es estar muy, muy compenetrados. Tenemos que reflejar mucha precisión porque el disco tiene muchas capas, muchos detalles. Es un trabajo hecho a mano.

La idea es que el sonido sea muy llamativo. Tiene un ciclo de despertar y luego, de repente, entra el sinte, tan chillón… Con eso se quiere provocar esa reacción, la de sorprender. Nuestro sonido no está quieto, es un sonido en constate pelea, con pulso, tiene movimiento. De ahí que se hable mucho del montón de estilos que se pueden llegar a ver en este disco.

¿Por qué Aedificatoria para el título del álbum?

Aedificatoria es un término de un tratado de arquitectura del que nos hemos apropiado porque creemos que ayuda a entender nuestro trabajo, porque hace referencia a nuestra manera de componer, de hacer música, de utilizar las texturas, las capas, cómo se va construyendo… Hace referencia a lo geométrico y a lo matemático a la hora de introducir la electrónica. Y también a lo orgánico, que es ese aéreo que hace un poco como globo y nos deja a todos muy tranquilos.

Escuchando el disco no pude detectar referencias claras en vuestra música, pero a la vez algunas cosas me resultan familiares. ¿Qué referencias tiene Fira Fem, qué bandas escucháis?

Hay referencias de otros grupos, pero más a nivel de texturas que de detalles. Los temas estaban ya hechos desde hace año y pico. Puede que haya un poquito de inconexión entre el principio y el final del disco, pero le hemos dado algo de hilo conductor. De todas formas, la idea es que reflejara estos años de trabajo y diera como resultado una foto de cómo somos ahora. Todo ha venido en la producción. En ningun momento, cuando hacemos los temas decimos ‘vamos a hacer que esto suene así’. Las cosas salen un poco solas. Nos influenciamos, sí, pero sin ninguna etiqueta como techo que nos dirija.

Hay referencias en lo anecdótico, en los detalles: el timbre de un sinte, el tratamiento de una voz, cómo se toca esa guitarra… Las estructuras son pop, rock, electrónica, cosas mucho más duraderas.

oi utilizamos ni balafones, ni guitarras chiquititas (risas).

¿Algún tema que se os resistiera más? ¿Alguna canción preferida?

Se nos resistió el tema 6, ‘We like Yoghurt’. Pensamos mil veces en dejarlo fuera, fue el talón de Aquiles del disco. Al final lo sacamos con la ayuda de la gente de Boys and Girls. Acabó funcionando y mucha gente nos ha dicho que es su tema favorito. Es de los que más nos gusta.

Pin It

Related Posts

Leave a Reply