Floreciendo

by • November 17, 2016 • artclic, Conciertos, MosaicoComments (0)1431

Per Xevi Bruguera
Fotos: Marc Latorre

Hablar de la música de Museless no es fácil. Pese a que se adivina una coherencia en el sonido, en las intenciones, en la paleta de sonidos, también se adivina una búsqueda, un descubrimiento y un conocerse a si misma sobre la marcha, montada ya sobre un hype indudable, con actuación en el Primavera Club incluida, que la obliga a crecer como artista a la vista de todo el mundo. Eso nos lleva a encontrar muy juntas en el tiempo diversas etapas de la música de la productora y cada vez más cantante que, en otro contexto menos movido, más pausado y relajado, serian más fácilmente digeribles para aquellos que escuchamos y seguimos su música y, probablemente, para ella misma.

mus5

Para que se entienda lo anterior, un ejemplo que creo que es claro: la Museless de Grey Boy, con sus aproximaciones a sonidos y líneas melódicas a lo The Knife (de forma no premeditada, según lo que nos contó en la entrevista del Radiocassette), y sus bases ligeramente noise y industriales, coexisten en su directo con temas de nuevo cuño con una utilización más clara y confiada de la voz, con estructuras de bajo-percusión más pisteras y con una paleta de sonidos claramente renovada. Creo que el estudio de Laura ha estado creciendo en los últimos tiempos, y lejos de seguir indagando en las vías abiertas no hace tanto con su último EP, sigue explorando y mirando hacía delante, buscando su sonido, sus temas, su forma de encarar la creación musical, o quizá está búsqueda no es consciente, pero visto desde fuera, queda claro que estamos delante de una artista que está en pleno crecimiento.

mus6

Destacable también es el enfoque desprejuiciado y anti-etiquetas con que Museless se acerca a la electrónica. Sin intenciones de seguir la pista de ningún estilo concreto, sin voluntad de seguir la senda abierta por cualquier otro, el acercamiento de Laura a la música electrónica recuerda al de un niño delante de un juguete nuevo: emoción delante de las posibilidades que le ofrece un nuevo lenguaje (recordemos la formación clásica de piano de la que proviene la artista), posibilidades ilimitadas a priori, hasta que ella misma piense lo contrario. La pista ya la tenemos en su nombre artístico: sin Musas, sin inspiraciones exteriores, sin influencias.

Y el directo fue todo esto y un poco más. Antes, Jor Irie nos ofreció una sesión definida por el eclecticismo, donde fue probando de todo un poco, saltando de estilo en estilo sin muchas dificultades y con un conocimiento del terreno que estaba pisando que habla a las claras de la veteranía y el amor por la música del polivalente dj. Como muestra: estás escuchando una versión instrumental del “All That She Wants” de Ace of Base (increíble pero juraría que cierto) y al poco el “Azure” de Paul Kalkbrener, el tío de la banda sonora de Berlin Calling. ¿Qué tiene que ver la velocidad con el tocino? Le preguntaremos a Jor, que seguro que les encuentra la relación.

jor

A continuación Museless. Excelente primer tema con su voz sampleada varias veces hasta crear un colchón de sonido rico, sugerente, montado sobre un bajo contundente y un bombo a negras lento pero seguro. Excelente Grey Boy, delicadeza y ruido, luz y suciedad. Algunos temas inéditos que se incluirán en su próximo álbum que nos dejaron con ganas de más, alguna excursión al piano, seguridad con el micro, variedad y calidad. A ratos, por si lo anterior fuera poco, acompañamiento de un inspirado Toni Mellòdic a la guitarra, añadiendo espacio, textura, profundidad y cualidad orgánica al directo. Visuales de Enric Sant Marqués trabajados, extraños a ratos pero sugerentes, bonitos pero incómodos.

Sensación de gran futuro, de jugar en breves en las grandes ligas. Sensación, también, de estar asistiendo al florecimiento de una artista que dará que hablar.

Pin It

Related Posts

Comments are closed.