talaboman2

Talaboman, The Night Land

by • March 3, 2017 • Mosaico, NoticiasComments (0)1848

Por Xevi Bruguera

Talaboman – The Night Land (R&S Records)
John Talabot lío una gorda con su primer álbum, el incontestable fIN (Permanent Vacation, 2012). Aclamado por la crítica internacional de forma unánime, la fórmula del 4×4 bajado de BPM, con arreglos percusivos con aire orgánico, melodías a tutiplén y una paleta de sonidos original y propia encumbro a Oriol Riverola como una de las grandes promesas de la música electrónica club-friendly pero, a la vez, totalmente asequible para la escucha doméstica. Sólo faltaba una sesión de Dj enlatada en la prestigiosa saga de DJ Kicks, que dejó a todo el mundo anonadado, repitiendo la fórmula del bombo machacón pero lento y la saturación de melodías huyendo de la tonadilla trancera fácil, y ya teníamos al DJ español más prestigioso a nivel internacional que servidor recuerde.

Después de este período frenético, nos encontramos tres años en que la actividad de la estrella en ciernes se redujo a infinidad de bolos por todo el mundo, aprovechando el tirón de todo lo explicado más arriba, y a un puñado de maxis donde llamaba la atención la naturaleza colaborativa de casi todos ellos. Una de las citadas colaboraciones fue con Axel Boman, el dj y productor sueco que se dio a conocer el 2010 con un bombazo de House Lo-Fi titulado “Purple Drank”, donde una voz de tono ultragrave repetía incansablemente “I wake up with your name on my lips”, hasta conseguir que a todo el mundo se le quedara en los lips la frase de marras. La citada colaboración fue bautizada como Talaboman, y produjo una sola canción llamada Sideral (homenaje al mítico DJ?) que fue muy bien recibida por Djs y crítica.

Y finalmente nos plantamos en el 2017 con la resurrección del citado alías y con grandes expectativas dada la naturaleza de LP de la nueva propuesta del dúo. Lo primero que me llama la atención es lo poco que se nota la presencia de Boman en el disco, y es que se mire como se mire “The Night Land” es una continuación clara y lógica del único álbum en solitario de Talabot. Alejado de los vericuetos melódicos más sintéticos u ochenteros de ciertos temas de fIN (sobre todo de aquellos donde colaboraba con Pional) Talaboman nos sumergen en un viaje chámanico y alucinado donde el House, el Ambient, el Chill Out, el Balearic, el Dub y un sinfín de influencias se encuentran en un trasfondo alucinado, repetitivo pero con ciertas cualidades orgánicas, que rompen la sensación del loop más mecanicista y nos sumergen en un ambiente ritualístico y místico, algo especialmente palpable en la chamánica Midnattssol, sonidos de cascabeles y de desierto para abrir el álbum, y en Dins El Llit, con unos gongs tibetanos que cierran el viaje con la calma que despide las mejores experiencias trascendentales. En medio, auténticas maravillas en forma de arpegios infinitos, arreglos de percusiones metálicas-étnicas a lo Pantha Du Prince, Dubs mutantes como en Samsa, sonidos latinos o africanos acompañando sintes y efectos en Brutal Chugga-Chugga, y demás lindezas globalizadoras que, en realidad, no empañan un disco de espíritu house, pero de un house diferente, mutado, como si fuera posible coger un estilo musical y darle una buena ración de hongos alucinojenos, y luego sentarse a escuchar el resultado.

The Night Land no es una obra maestra, pero si uno consigue entrar en el mundo que nos presenta, va a disfrutar de un viaje que pocas obras musicales, a día de hoy, se atreven ni siquiera a esbozar.

Pin It

Related Posts

Comments are closed.