tropicofcancer

Tropic of Cancer en DNIT

by • March 3, 2017 • Mosaico, NoticiasComments (0)798

Por Xevi Bruguera

Tropic of Cancer. DNIT, Barcelona, 24 de febrero
Uno nunca sabe cómo acudir a las actuaciones en el DNIT del CaixaForum, a no ser que estar preparado para cualquier cosa se pueda considerar una forma de enfocarlo. Debido a la singularidad del espacio (el vestíbulo de un museo multidisciplinar alojado en una antigua fábrica textil), que no está pensado para actuaciones musicales, y a la libertad que se toman los artistas a la hora de interpretar su repertorio. Esto último no sabemos si fomentado por la organización del evento o por los propios artistas, quizá inducido por los precios de las entradas (entre 3 y 6 euros), que al ser tan reducidos legitiman en cierta forma que te puedas encontrar cualquier cosa y nadie se pueda quejar. Hemos sido testigos de un concierto de Actress cargado de noise del chungo, con agudos trepanando nuestros castigados tímpanos desde el primer segundo (el susto que me pegó el trallazo de white noise que llegó sin previo aviso no tiene perdón), o hace poco el concierto de Rabit, productor de Grime que también tiro por el noise más tosco y descerebrado.

Es por todo ello que llegábamos al concierto de Tropic of Cancer sabiendo de qué iba la banda pero con un gran interrogante sobre que nos encontraríamos sobre el escenario. Y la sorpresa fue que no hubo sorpresa. Camella Lobo nos ofreció un concierto de 50 minutitos (otra característica del DNIT, la brevedad) que podría ser un catálogo de todas las características típicas de una actuación de Dark Wave: Sintes, caja de ritmos y guitarra cargada de Delay y Reverb, con la guitarrista con cara de pocos amigos incorporada. Tempos en general lentos, a ratos comatosos, con bombos profundos punteados por cajas y claves, acompañados por pads y líneas de sinte vaporosas, complementadas con los toques de guitarra y con la voz fría pero expresiva a la vez de Camella Lobo, que a ratos me recordó poderosamente a Elizabeth Fraser, la cantante de Cocteau Twins, que probablemente sea una de las principales influencias del proyecto.

Las sensaciones también fueron las esperadas, un lento descenso a una calma melancólica, derrotada, una sensación de flotar en una sustancia más densa que el aire, más ligera que el agua, a ratos cerrando los ojos mientras el cuerpo de balancea sutilmente al ritmo repetitivo de la caja de ritmos y las capas de sintes y delays y reverbs se tornan cuasi sólidas y la voz te arrulla y te guía por la dulce rendición de la renuncia a seguir luchando por algo, y al abandono del remordimiento por la aceptación de la derrota. Y por qué negarlo: con la que está cayendo, a uno le apetece de vez en cuando aceptar la derrota.

Pin It

Related Posts

Comments are closed.