IMG_7638_2

Mundo Modular

by • May 26, 2017 • Conciertos, MosaicoComments (0)646

Por Raul Sala
Fotos Helena Coll

Todo vuelve, o reaparece o quizá nunca se fue pero lo perdimos de vista. En lo que se refiere a la música electrónica lo analógico golpea de nuevo con sintes y cacharros que parecían muertos a finales de los 90. El software tomó las riendas del asunto por muchas razones, más económico, más cómodo, más democrático en definitiva, la música electrónica pasó a ser la manera más fácil de producir temas propios. Pero aun así unos pocos románticos nunca dejaron de acumular trastos para crear sonidos y efectos.

IMG_7576

IMG_7578_2

Hace un par de fines de semana tuvimos la suerte de asistir a una charla y dos conciertos realizados con sintetizadores modulares en Can Fugarolas, Mataró. Julio Cesar Palacio de Knob Shop de Barcelona, fue el encargado de introducirnos en este mundo. Más de uno y de dos nos quedamos con las ganas de poder tocar esas maletas repletas de botones, cables, y moduladores y experimentar en primera persona como suena. Hace unos meses tuve el privilegio de hablar con otro loco del modular como es Archi Ferrero, uno de los componentes de Delusions. Él me explicaba, en una charla informal, que se había aficionado a esto de cero, sin saber nada de electrónica y que poco a poca había ido aprendiendo a soldar y ensamblar las diferentes piezas hasta crear su propia maleta de sonido. Lo artesanal llega a tal extremo que él mismo crea sus propios soportes de madera para ir metiendo esos sintes y efectos. Orgulloso me enseñó diferentes fotografías y me explicó como poco a poco iba incorporando esos sonidos a sus directos, prescindiendo cada vez más del digital. El sonido es otro tema que sale a relucir cuando confrontas analógico y digital, según sus fans, suena diferente.

IMG_7585_2

Para ser sinceros, no se si el sonido es exactamente lo que mueve a estos creadores a volver atrás en el tiempo, pero si percibo cierto aire de coleccionismo, de crear de la nada una herramienta, darle forma, y ver como crece según se incorporan nuevos módulos. Experimentar, prueba y error, crear algo único y de paso echarle horas. Un hobby, vamos, con un resultado final alucinante, como pudimos comprobar con los directos de Sun Color y Hagal. El escenario montado en una sala pequeña, repleta, con iluminación minimal, para que todos los sentidos se centraran en el sonido y en el trabajo de los artistas. Porque otra característica de los sintes modulares es que no tienen memoria, cada sonido tiene que estar registrado en papel (posiciones y cableado) para que suene como estaba previsto, así que ver a los músicos mirando sus propias notas, y modificando los sonidos, intercambiando cableado y escuchar el resultado de esos cambios es al menos curioso. Durante la hora y media que duraron los directos los dos proyectos consiguieron transportarnos a todos los asistentes a un mundo onírico, casi de fantasía, ambientes fantásticos sin ritmos, ni bases, capas de sonido improvisadas que construían melodías preciosistas y algún apoyo digital, en forma de móvil o tableta para insertar samplers. Al final de la velada el público se marchó satisfecho y quién sabe si nació un nuevo aficionado a esto del mundo modular.

IMG_7606_2

IMG_7609_2

Pin It

Related Posts

Comments are closed.