Fanegas

El Maresme sigue siendo “lliure i Tropical”.

by • May 26, 2017 • aiguamoll, Conciertos, MosaicoComments (0)576

Por iLLRa musiqein

La noche del viernes se preparó con mucho mimo, era la primera Fiesta Aiguamoll Records en la sala Clap de Mataró, una noche para descubrir a tres de las bandas del sello del Maresme. Iban a sonar las nuevas canciones de Black Fanegas de su disco debut “El Bosc de Weidenfeller”, Golíat volvían a tocar en el Clap con el vinilo de color aleatorio recien llegado de fábrica y se nos presentaba al dúo Dirty & Harry con sus sonidos cercanos al techno en los nuevos temas adelantados.

Como era esperar Pedro Vicente del Roble apareció con una tela por indumentaria, como si fuera Rappel guitarra en mano. Sí, era una de las recompensas propuestas desde verkami y cumplió con su palabra, poco después luciría un traje de ciclista que acabó de dejar atónito al respetable. Una bella estampa para escuchar esas historias de perdedores y de valientes que cruzan el bosque oscuro. Pedro ha conseguido un disco muy bueno, con un sonido de banda increible que acentúa las melodías, las surfea con docilidad y las deforma en los pasajes más siniestros. Black Fanegas se presentó con todos los miembros en el escenario, en total siete personas para arropar las canciones. El esfuerzo de reunir a toda la banda fue recompensado con unas canciones mágicas y con la comédia de un humorista entre canciones para sepultar la timidez y el nerviosismo, que le jugó alguna pasada con desafinación incluida y caras raras.

El siguiente grupo era, el ahora trío, Golíat, que venían con los ansiados vinilos de Polonia. Y el refrán de “más vale tarde que…” se convierte en norma y el merchandising voló después de su concierto. Y es que su disco “II” es sólido como una piedra, como una columna corintia del Panteón de Roma, como en la portada basada en un grabado del siglo XVIII del italiano Piranesi. Vimos a sus fans en primera fila moviendo la cabeza cada vez con más energía. Sí, la palabra energía les define muy bien. Las guitarras impetuosas, loopeadas o veloces de Marçal S. Rubal imponen un ritmo endiablado a las canciones, que sobrevuelan constantemente sus referencias más heavies y que lo revelan como uno de los mejores guitarristas del Maresme. Suena tremendo el bajo de la nueva incorporación de la banda, también de nombre Marçal (Itarte) descargando de trabajo al guitarrista principal y creando unas líneas de bajo insuperables. David Casals se emplea a fondo, con una mano en el teclado, creando escenas típicas del post-rock ambiental, o con la otra mano aporreando el bombo en los temas más hardcore de sus inicios. Música que no puede escucharse sin el volumen altísimo.

La noche finalizaba con el live del dúo de electrónica Dirty & Harry, presentándose como última incorporación del sello. El directo basado en lo que será su disco debut sonaba a techno de melodías arpegiadas y en gravedad dub. Podíamos bailar mientras nos engullía la base rítmica y dejábamos que el cuerpo se explayase sin un atisbo de vergüenza. Como ya apreciamos en sus dos adelantos colgados en bandcamp su sonido comienza por una sección rítmica loopeada por Xevi Bruguera introduciendo pads melodicos, dejando que Harry juegue con efectos profundos y cósmicos.

Al final la noche fue de descubrimientos y, aunque muy variada estilísticamente, los grupos se reivindicaron encima del escenario, gracias a la Casa de la música de Mataró y sobretodo al sello Aiguamoll Records que desde su estreno en 2015 con Weinf ha demostrado que las barreras estilísticas se caen y que el Maresme sigue siendo “lliure i Tropical”.

Pin It

Related Posts

Comments are closed.