Entrevista a Fred i Son

by • February 27, 2013 • Entrevistas, Volume 06Comments (0)1470

Fred i Son es uno de esos grupos emergentes a seguir que, concierto a concierto, se están haciendo con un buen puñado de fans. El último de ellos fue en Sabadell (Barcelona), y ahora acaban de confirmar su participación en el próximo Primavera Sound. Mientras, intentan compaginar lo mejor que pueden la actividad del grupo con la vida laboral y familiar de cada uno, aunque nos dicen que no es tarea fácil.

Fred i Son empezó como un proyecto de pareja y para niños. ¿Cuándo y por qué decidisteis orientar las letras a un público adulto?

Eli y yo (Xavi) ya pensábamos montar un grupo antes de empezar a hacer canciones para niños. De hecho, el nombre del grupo es bastante anterior a las canciones. Eli tocaba con Las Dolores y yo con Epic Kina, y alguna vez habíamos ensayado juntos. Empezamos así por nuestra cercanía con el proyecto Minimúsicam dada nuestra amistad con Núria Muntaner. En enero de 2009 comenzamos a grabar las canciones de ‘en pijama’ en casa, al principio solo las que tenían letra para niños, y al cabo de un par de meses Xesc me pasó una letra que tenía escrita (Diu que no sap què vol) y yo le puse unos acordes. La canción le gustó mucho a Eli y pensamos en proponerle a Xesc sumarse al grupo tocando el bajo. A partir de entonces, Xesc siguió pasándome letras y el grupo cogió forma. No tomamos la decisión de empezar a hacer música para adultos, digamos que era normal que el grupo siguiera ese camino.

Leyendo vuestra bio en “Amics de Fred i Son” uno piensa que esta banda es parte de una bonita historia de amor a la que habéis añadido a Xesc y Cristian.

Es bonito que se vea así, porque en realidad lo es. Además, tanto Xesc como Cristian son amigos nuestros desde hace mucho tiempo. De hecho, ellos tres se conocen desde hace 20 años. Con la incorporación de Cristian pasó algo parecido que con la de Xesc: nos ayudó a grabar el primer disco y el hecho de incorporarse al grupo era lo más natural, dado que además de amigo era el músico idóneo para acabar de dar forma Fred i Son.

El nombre del grupo esconde una curiosidad. ¿Qué es en realidad Fred i Son?

Es el nombre que le dimos al edredón en casa: frió y sueño. Lo asociamos al momento de meterte en la cama un día de invierno y taparte hasta arriba. Se refiere a una sensación agradable, aunque también puede verse al revés, claro.

Vuestras canciones destilan calidez. Son pequeñas y delicadas piezas pop. ¿Cómo lo hacéis?

Gran parte de las canciones parten de una letra de Xesc a la que yo añado la música. Después, Eli suele escribir letras a partir de músicas que yo tengo hechas anteriormente, o yo mismo hago música y letra. En el segundo disco también hay una canción escrita por Cristian. Se pueden ver las diferencias y obsesiones de cada uno a partir de estas tres o cuatro maneras de componer una canción.

Participasteis en las fiestas demoscópicas y en el concurso Sona9. ¿Es muy dura la experiencia de este último? ¿Se os hizo raro tener que competir con otras bandas?

Con respecto al Sona9 no fue duro para nada, lo pasamos muy bien. Sobre todo nos ayudó a tocar mejor en directo y a tomarnos el grupo más en serio. Es cierto que teníamos la sensación de no encajar mucho en el concurso, pero la experiencia fue positiva. La verdad, yo no tuve la sensación de estar en una competición.

Habéis tocado en el Primavera Club, Primavera Sound y en el popArb, entre otros, pero, ¿Cómo es Fred i Son en directo?

Cada día mejor, eso espero. Hemos tratado de adaptar lo mejor posible los arreglos del disco al formato de cuatro músicos del grupo, y ahora mismo disfrutamos mucho de los conciertos. Además, para las grandes citas contamos con Iván Lorenzo, de Lasers, tocando el teclado, y con J Irizar a las percusiones y batería.

El festival Minimúsica es un certamen montado para que los niños disfruten de música de calidad. ¿Os lo pasáis bien tocando para ellos? ¿Son un buen público?

Hemos tocado para los niños muchas veces y estamos acostumbrados a todas las reacciones. Depende mucho del día: puede ser una fiesta o pueden pasar de ti completamente. Recuerdo días increíbles, como en Gijón, por ejemplo, y otros con niños insoportables petando globos sin parar. Es una lotería, pero suele ser bastante divertido, quizás más explicar las canciones, que tocarlas

“Diu Que No Sap Què Vol” (Sones, 2010) fue vuestro primer disco de estudio y tuvo muy buenas críticas, en las que, sobre todo, se destaca siempre vuestro buen gusto y la cuidada producción. ¿Una bonita manera de empezar?

La verdad es que es de agradecer que prácticamente todas las críticas del primer disco fueran tan buenas, y del segundo también. Referente a la producción de “Diu que no sap què vol” hay que decir que prácticamente no se pensó. Nos limitamos a grabar más o menos lo que hacíamos en directo, añadimos algunas guitarras, algún arreglo y trompeta, pero se hizo sobre la marcha, sin una idea previa. Con el segundo disco fue bastante distinto, porque se pensó en cuidar la producción ya desde un principio. Hicimos el disco en tres etapas: premaquetas en mi casa, maqueta en casa de Cristian y grabación en el estudio con Pere Serrano, todo ello sin haber tocado juntos casi ninguna de las canciones del disco.

Vuestro segundo disco, “Un Altre Temps “(Sones-Warner, 2012), fue financiado mediante crowdfunding. Explicadnos un poquito la experiencia.

Sobre este punto se ha generado algo de confusión. Solamente la edición en vinilo del disco se financió mediante crowdfunding. La grabación y edición en CD corrió a cargo de Sones. Nosotros queríamos que se editara también en vinilo y por eso pensamos en hacerlo de esta manera, ya que el grupo no podía asumirlo. Una vez más, hay que agradecérselo a todos los que apoyaron la causa. La edición en vinilo quedó muy bonita, hubiera sido una lástima no tenerla.

Este disco suena más elaborado y evoca en muchos momentos sonidos latinos.

Sí, sobre todo de bossa nova. En este sentido, el disco en solitario de Ben Watt y los primeros de Everything but the Girl son mi mayor influencia, ya que siempre he querido hacer algo parecido. La influencia viene más de allí que de los originales brasileños. De todas formas, cuando tengo tiempo trato de aprender a tocar originales de Joao Gilberto.

Hablemos de vuestras influencias. ¿Qué otras bandas podemos escuchar para entender mejor a Fred i Son?

Nos gustaría que recordara a The Go-Betweens, Prefab Sprout, Pale Fountains, Aztec Camera, la primera época de Everything but the Girl, Lloyd Cole, Felt o China Crisis, por citar algunos. Sabemos que es mucho pedir, pero lo intentamos.

Y ya para acabar, ¿recordáis algún cuento infantil que os marcara de pequeños, o ahora, ya más mayores?

Sé que me gustaba mucho el libro de la selva y los cuentos de Gianni Rodari. El año pasado me compré una antología suya en una edición muy bonita.

Pin It

Related Posts

Leave a Reply