maxresdefault

Albert Lax, The Deepest String

by • September 19, 2017 • Mosaico, NoticiasComments (0)328

Albert Lax inicia ahora su periplo musical con The Deepest String (2017, Hidden Track DIY) y la nave que lo transporta está construida de cientos de restos de naufragios musicales. La brisa del pacífico lo empuja adelante en cortes como Sun Comes Early o en Where She’s Going , o en esa deliciosa coda vocal del tema inicial Yourself. Los horizontes amplios de acústicas y pianos, en aqua alta, inundan los surcos de Getting Dark y Birds . La voz de Lax increíblemente madura para su edad, desprende aromas a los grandes cantantes de los 90 (pienso en Weiland y en Enik), pero sin aquellas estridencias a veces demasiado hedonistas. Lax sabe convencer sin necesidad de exhibirse, recordando a veces al primer Rufus Wainwright (Footsteps) o, en los temas más acústicos, desprendiendo un salitre aterciopelado con ecos y vibraciones de Jeff Buckley (Grund). Mención especial merece la producción a cargo de Victor Valiente (Standstill, Mi Capitán, Sidonie) que aporta un conocimiento musical oceánico que va desde la psicodelia inglesa al clasicismo rock de los setenta, con un especial mimo por el aparejo vocal y el cuerpo de guitarras entrelazadas con el piano. Pieza a pieza su barco irá mutando con los años, incluso hasta hacerse irreconocible, pero lo que seguro que permanecerá será ese buen gusto, esa timidez nada impostada que se abre suficientemente para dejarnos mecer en su oleaje emocional. Y nos sucede que sin saber exactamente qué nos tiene anclados en esta gran nave musical, nos apetece echarnos a navegar por sus corrientes una y otra vez y dejarnos mecer.

Pin It

Related Posts

Comments are closed.