NVAHH7GF5JB45OOJV4IRMABXO4

THE FLORIDA PROJECT

by • February 15, 2018 • Camera obscuraComments (0)288

Once was a magical place
Over time it was lost
Price increased the cost
Now the fortune of the kingdom
Is locked up in its dungeon vaults

Sean Baker es uno de los directores americanos del extrarradio hollywoodense que más excita la cinefilia internacional. Baker es, para entendernos, el nuevo director indie americano siguiendo la estela de otros como Jim Jasmusch o Todd Haynes. Y es que al chico le gusta tomar riesgos, experimentar. En Starlet¸ una de sus películas más recientes, hacía protagonista a una actriz porno con el objetivo de dar veracidad (y mostrar sexo explícito) a una historia sobre la desalienización en Los Angeles. Esta ciudad vuelve a ser protagonista en Tangerine, una histriónica historia de amistad entre dos trans rodada, he aquí la apuesta de Astin, con un iphone5 con el objetivo de capturar la vibración de la ciudad.

The-Florida-project-Baker_EDIIMA20170929_0018_23

The Florida Project no es tan ambiciosa formalmente pero si plantea un salto mortal del que el director sale bastante airoso: realizar una película de denuncia social con un trasfondo pop. Baker abandona las nerviosas calles de Los Angeles por las de unos resorts, un tanto decadentes, situados en Florida, muy cerca de Disneyworld. Y, aunque la metáfora es evidente, la película no cae nunca en la denuncia barata. Otro riesgo del director es decidir que la película estaría protagonizada, a excepción de un magnífico Willem Dafoe, por niños.

thumbnail_26723

Porque el film relata las aventuras y desventuras de unas niñas aburridas en el tórrido verano de Florida. Se aburren, espían a sus vecinas mientras hacen topless en la piscina, roban helados, se aburren mucho más, provocan incendios, comen gofres con doble ración de jarabe de arce, escupen a los coches, visitan las ruinas antiguos resorts abandonados, el tedio infinito… ¿Y los adultos? Pues intentado pagar la mensualidad trabajando en restaurantes o prostituyéndose. Todo esto pasa en la Avenida de los Siete Enanitos, muy cerca de los mundos de fantasía Disney. Y por eso en el film todo tiene un punto pop (o postmoderno según Venturi, que nos recomendaba aprender de Las Vegas): los edificios son lila o verdes y tienen forma de mago o naranja. Un decorado falso para el mismo drama de siempre: la pobreza aflora en los límites del capitalismo  . Aunque la queramos remozar de postmodernidad.

Willem Dafoe and Brooklynn Prince in 'The Florida Project" from EPK.tv

The Florida Project vendría a ser un ensayo feliz de neorrealismo pop como si David Lachapelle se pusiera a fotografiar una peli de Ken Loach para explicar una historia de princesas Disney repudiadas que viven en un trágico reino de fantasía envenenada i falsos souvenirs. Una especie de pesadilla del sueño americano a todo color.

Pin It

Related Posts

Comments are closed.