1494578548813_0570x0321_1494578591080

Jeanette, la infancia de Juana de Arco

by • March 23, 2018 • Camera obscura, PortadaComments (0)237

Dreyer firmó con La pasión de Juana de Arco, uno de los clásicos del cine mudo. Y cuando decimos mudo, quiere decir silencio sepulcral, tan absoluto que intentar abrir un caramelo puede retumbar en toda la sala de proyección. El caso es que el enfant terrible Bruno Dumont se vuelve a acercar a la vida de esta santa y heroína francesa desde un punto diametralmente opuesto. Dumont ha rescatado los textos antiguos de una representación teatral musical, una especie de pastorets de la infancia de Juanita, y le ha añadido un barniz electrónico a cargo del músico Igorrr. El resultado es un cóctel curioso, una especie Jesucristo Superstar en clave femenina.

jeannette-l-enfance-de-jeanne-d-arc-de-bruno-dumont_5941060

A nivel formal esta  Jeanette, una historia de Juana de Arco, no está demasiado lejos de cualquier otra película de Bruno Dumont, responsable de títulos como la delirante Alta sociedad o la mastodóntica P’tit Quinquin. Este director, salvo honrosas excepciones, tiene predilección por los actores y actrices amateurs de belleza ruda, passolliniana. Sus protagonistas están siempre ubicados en entornos salvajes y austeros del norte de Francia. Como en el caso de Jeanette que vemos deambular entre el nacimiento del río Mosa. Allá se producen, según cuenta la leyenda medieval, las visiones de la santa que la llevaron a inmolarse para conseguir, finalmente, liberar Francia del yugo inglés. Dumont, fiel a su recalcitrante estilo naturalista, no se gasta ni un solo euro en efectos especiales pero consigue transmitir la magia de las apariciones marianas ante la joven indignada por la pasividad francesa frente al inglés. Como ya se ha dicho la banda sonora corre a cargo del músico Igorrr que, básicamente, se ha dedicado a poner música a unas canciones antiguas del s.XIX pertenecientes a una representación escolar. Dado la longitud el texto, Igorrr ha puesto música a numerosos recitativos por lo que, a nivel, melódico no se ha podido lucir mucho. Pero el conjunto de música y coreografías entre absurdas y minimalistas  (a cargo del prestigioso Phillippe Découflé) no deja de tener un carácter hipnótico, que te atrapa. En los momentos de trance, Jeannette parece dar cabezazos al aire al compàs de la música obstinada de Igorrr, como en un concierto de heavy metal.

Aquí el trailer promocional por si a alguien le se ha quedado con ganas de más:

Pin It

Related Posts

Comments are closed.