animic

Anímic-Skin

by • February 16, 2017 • Mosaico, NoticiasComments (0)1157

Por Xevi Bruguera

Pues Anímic han dado ese paso cada vez más común, cada vez más aceptado y más lógico, el paso de lanzarse de lleno a los tentadores y diabólicos brazos de la música electrónica, o más bien dicho a la utilización como fuente de sonido principal de sonidos electrónicos, en contraposición a la instrumentación más orgánica. Un paso lógico para muchos grupos inquietos y que buscan nuevas formas de expresar su visión, su mensaje, su estado de ánimo. Al final, lo que aporta el paso a la electrónica es la posibilidad de expandir la paleta de sonido, las texturas, profundizar en los matices que aporta el no estar ceñido a la fórmula voz-guitarra-bajo-batería. No queremos pecar de simplistas, hoy en día con la utilización de pedales y arreglos de teclado puedes ampliar el sonido hasta casi el infinito con el formato de banda clásico, pero la electrónica no se trata sólo de la fuente de sonido, sino de la forma de entender y componer un tema, de la posibilidad de utilizar la repetición milimétrica de una caja de ritmos, por ejemplo, para crear un colchón sónico en forma de mantra, que resalte más los elementos principales de una canción, ya sea la voz, una melodía, la textura de un colchón de sonido o cualquier elemento a gusto del artista.

Y en esas estamos, con Anímic estrenando una nueva forma de entender su música. Está claro que es una evolución lógica si prestamos un poco de atención a Hannibal y a sus texturas eléctricas, y aún más clara en las remezclas de su última obra. Pero Skin es un punto de ruptura sin discusión. La oscuridad hacía la que poco a poco se ha ido precipitando el grupo llega aquí a su punto justo de ebullición, y el desasosiego en letras y en tono adopta todos los matices que permite un álbum de ocho canciones. Encontramos en Gem una percusión cargada de hi hat combinada con un microsampler de voz, muy a lo Moderat (para mi influencia clara durante todo el disco), que nos lleva poco a poco a un clímax melancólico donde voz y melodía se dan la mano en una épica triste, como un atardecer espectacular pero que no anticipa otra cosa que una noche fría y oscura. En TV, una de las cumbres del disco, un bajo vibrante cargado de LFO lleva el peso de la canción hasta que la voz de Louise Samson, profunda y solemne, nos prepara para un crecendo de bajo vibrante, estática y redoble de percusión. En Glass un bombo 4×4 machacón nos introduce en una carrera alienante hacia la desesperación mientras la letra nos advierte de que los agresores siempre ganan. En Silence, por el contrario, nos encontramos con una balada fatalista, la tristeza campando a sus anchas, urgando en las heridas recientes provocadas por una ruptura largamente anunciada, la voz de Samson en todo su esplendor, más melódica pero manteniendo la gravedad que la caracteriza.

Inhuman nos sumerge en un mantra desesperado, negando la humanidad de alguien (de todos?) sobre una base rítmica marcada por una caja omnipresente. En Slave encontramos un tempo acelerado que nos conduce, como en la mayoría de canciones del disco, a un final cargado de melodías, distorsión, cuerdas y pads. Hidden, la pieza más orgánica de Skin, bebe de un piano triste y melancólico y nos conecta indefectiblemente con Silence, ausencia de percusión, ruptura y añoranza en las letras, la voz de Samson en libre y clara y una guitarra final para cerrar el círculo de la balada perfecta. Para acabar, Whales nos seduce con un canto de ballena, unas cuerdas extragraves que recuerdan al típico efecto de sonido hollywoodiense reservado para el contacto con extraterrestres chungos, percusiones metálicas y una sensación de épica esperanzada, contrapunto ideal al viaje desesperado que transmite la escucha de un tirón del álbum. Parece que al final, después de sumergirnos en el pequeño gran infierno que cargamos la mayoría de personas de una forma más o menos privada, Anímic encuentra algo de luz en la contemplación de estos enormes animales, pese a que en el último momento se alejen de nosotros, dejando un eco en nuestro interior.

Pin It

Related Posts

Comments are closed.