IMG_2461

Esperit! y la fuerza de El Petit de Cal Eril

by • April 7, 2017 • Conciertos, MosaicoComments (0)1517

Por Raül Sala
Ilustraciones de Albert Brullet

Nada nos había preparado para el directo de Esperit!, si no lo has visto nunca, tienes que probarlo. Ver a un músico sólo, rodeado de instrumentos y cacharros componiendo elemento a elemento cada uno de sus temas, construyendo cada momento hasta llevarlo al clímax y haciéndote olvidar que detrás de todo aquello no hay una banda, no tiene precio. Mau Boada en directo es una performance, donde él y su música son el principio y el final de todo, mostrándonos sus dotes instrumentales, como si fuera un malabarista. Para la ocasión preparó algunos pasajes ambientales, algo de música electrónica y variaciones de piezas que viene tocando hace tiempo. Porque esa es otra de la cualidades de Mau, no se ciñe al guión, quiere que sus directos fluyan, y si algo no le gusta lo modifica o lo descarta sin problemas. Una propuesta arriesgada y fascinante que funciona y mucho.

esperitDib

La fuerza de El Petit de Cal Eril
El Petit de Cal Eril volvía a la capital del Maresme (Sala Clap) de la mano de Curtcircuit el pasado viernes, con nuevo álbum bajo el brazo llamado la Força, presentando un nuevo formato de directo más depurado, como ya comentó en la previa en el programa el Radiocassette, están muy en forma y lo demostraron sobradamente.

Sus nuevas canciones son una maravilla, una suerte de folk, psicodelia, experimental, progresivo y hasta algo de dream pop. La música les lleva a donde quieren ir, sin reparos. Sencillos y sinceros, sin artilugios ni medias tintas.

completPetit

Del directo hay que remarcar el set, con dos baterías (Ildefons Alonso y Jordi Matas) dando potencia rítmica, base de esas nuevas canciones integradas en La Força. El extraordinario trabajo de Artur Tort a los teclados, aportando momentos de ensueño y reforzando el trabajo de Pons a la guitarra. La facilidad, agilidad y despreocupada alegría de Dani Comas con el bajo, otro de los puntos fuertes de la base rítmica del conjunto, que ademas aporta grandes dosis melódicas al resultado final y por último la voz de Pons. Única, expresiva al máximo, dotando a sus temas de personalidad propia.

petit1

Las nuevas canciones se adaptaron a la perfección a un directo pensado para ellas, pero quizá los mejores momentos del concierto fueron los que repasaron temas de anteriores trabajaos, como la figura del vuit y sobretodo Vol i Dol, que sirvieron para volver a descubrir esas canciones prácticamente llevadas a la versión, como volver a escucharlas por primera vez en un entorno perfecto, ya que la banda decidió bajar del escenario y montar todo el equipo a pie de pista rodeados por el público, aportando intimidad y complicidad a la noche.

Acabado el concierto nos fuimos con la sensación de que al Petit de Cal Eril, como a Messi, habría que darle el balón de oro cada año.

petitcal2 copia

Pin It

Related Posts

Comments are closed.